Estrategias de apreandizaje

Estrategias de aprendizaje

Como cuidadores, podemos emplear cinco estrategias de aprendizaje para potenciar el desarrollo integral de los niños y las niñas.

Estas estrategias son los métodos y herramientas para impulsar su proceso de aprendizaje en todas las dimensiones. 

El juego es una forma natural y divertida en la que los niños y las niñas exploran, experimentan y descubren el mundo que les rodea. A través del juego, los niños pueden desarrollar su creatividad, resolución de problemas y habilidades sociales mientras se divierten. Por ejemplo, un niño que juega en el parque, de manera libre, tocando, sintiendo y oliendo todo cuanto encuentra a su alrededor; subiendo, bajando y escalando los diferentes obstáculos que lo rodean. 

Fomentamos la exploración como una estrategia de aprendizaje, motivando a los niños y a las niñas a indagar y descubrir su entorno, interactuando con objetos, materiales y personas. A través de la exploración, los niños y las niñas desarrollan habilidades de observación, curiosidad y resolución de problemas. Por ejemplo, un niño se encuentra una flor que llama su atención, la huele, cuenta cuántos pétalos tiene, toca la textura de los pétalos y se da cuenta de que es más suave que la del tallo, creando sus propios análisis sobre las texturas de los recursos naturales. 

Otra estrategia es la realización de proyectos de investigación, donde los niños y las niñas participan en experiencias a largo plazo para explorar y profundizar en temas de su interés. Estos proyectos involucran observación, recolección de información, formulación de preguntas e hipótesis, y la búsqueda de respuestas, fomentando su pensamiento crítico y capacidad de investigación. Por ejemplo, la maestra pone diferentes fotos de diferentes tipos de flores y hojas, con pétalos de diferentes colores, y juntos se preguntan qué les da el color a las flores, después de esto salen a recolectar flores, intentan buscar pigmentos para comprobar si esto les da colores, buscan diferentes estrategias que los llevan a investigar cada vez más. 

El arte es una propuesta transversal que permite a los niños expresar su creatividad y comunicar sus emociones. A través de diferentes lenguajes artísticos como el escénico, plástico, audiovisual y sonoro, los niños pueden representar y explorar temas de manera gráfica, a través del baile o la escultura. Por ejemplo, los niños encuentran material y lo resignifican mediante diferentes expresiones artísticas, como tomar un palo y simular que están cantando, potenciando el lenguaje escénico; o pintar y transformarlo en una varita mágica a través del lenguaje plástico. También pueden utilizar objetos para generar sonidos, desarrollando el lenguaje sonoro. 

Asimismo, utilizamos la documentación como una estrategia de aprendizaje. Esta involucra registrar y reflexionar sobre las experiencias de los niños a lo largo del tiempo, permitiéndonos revisar y analizar sus proyectos y logros. La documentación en un lugar accesible les da la oportunidad de revisitar sus trabajos y generar nuevas ideas para continuar aprendiendo. Por ejemplo, cuando los niños revisitan la documentación, se encuentran que habían pintado un árbol con ramas grises, y en ese momento se preguntan si lo habían dibujado de noche, lo que hace surgir nuevas preguntas, hipótesis y propuestas para el desarrollo del proyecto. 

Conoce más artículos como este en nuestra sección de Contenidos gratuitos.

Artículos relacionados