> Beneficios de la lactancia materna

para la sociedad y el medio ambiente

Aunque en una familia no haya una madre lactando, esa familia y la sociedad en general también se ven beneficiadas cuando las madres ofrecen lactancia materna a sus bebés. Algunas de las ventajas para la sociedad son:

Ahorro de agua: al lactar al bebé, no es necesario estar lavando utensilios como teteros y termos para alimentarlo. Ponte a pensar que un bebé debe alimentarse cada 2 horas, de modo que cada 2 horas debemos lavar y desinfectar el tetero, utilizar agua para hervir y preparar la leche. Esto quiere decir que abrimos la llave 12 veces más que una familia que lacta a su bebé.

Ahorro de gastos en transporte y envases: Te alcanzas a imaginar la cantidad de tarros que se deberían empacar si las mamás no practicaran la lactancia materna. Por ello, con la lactancia estamos reduciendo el uso de tarros y envases para empacar leches de fórmula y con esto, el transporte de los mismos. Es decir que habrían menos camiones transportando la leche en las carreteras, menos gasto de combustible y menos gases que afectan el medio ambiente.

Ahorro de gastos en salud: con la lactancia materna se reduce la asistencia a servicios médicos por parte de las madres y sus bebés, de modo que se reducen también los gastos que se destinan para los sistemas de salud de los países. Es decir que la lactancia al evitar que los niños y sus madres se enfermen con mayor frecuencia, permite el ahorro de dinero no solo directamente al bolsillo de los padres sino al sistema de salud en general.

Los niños crecen siendo mejores ciudadanos: cuando un niño recibe lactancia materna, aumenta sus procesos de autoestima, de seguridad y de confianza en sí mismo. Este beneficio perdura en el tiempo, de forma tal que cuando el niño crece y se convierte en un joven, será un mejor ciudadano con alta autoestima, sin necesidad de hacerle daño a nadie y con mejores capacidades físicas e intelectuales. Una madre que lacta está trabajando para entregarle a la sociedad un mejor adulto.

Se mantiene la estabilidad económica: en este punto no sólo nos referimos a la estabilidad económica de la familia sino también de las empresas donde laboran los padres. Es decir que al disminuir el riesgo de enfermedades del bebé al ser alimentado con leche materna, la familia evitará permisos e incapacidades, logrando que su economía se mantenga. Pero al mismo tiempo, las empresas, no deben reemplazar a madres o padres en sus cargos mientras se ausentan, en casos de enfermedad, lo que mantiene la productividad y estabilidad de la empresa. Es por ello la importancia de que las empresas promuevan también la lactancia materna.

¡Hola! ¿En que podemos ayudarte?