> Almacenamiento de productos

crudos y elaborados

Es importante saber almacenar, además de los productos secos, aquellos alimentos que requieren refrigeración. Sin embargo, se sugiere almacenarlos en un orden determinado dentro de la nevera que se va a utilizar.

Por ello, te compartimos las siguientes recomendaciones.

En el congelador: allí se pueden almacenar algunos alimentos que no se van a consumir pronto. Para ello se sugiere congelarlos en porciones individuales, de modo que no se descongele y se vuelva a congelar, pues este proceso puede causar contaminación.  También es importante fechar los alimentos con el fin de conocer cuáles alimentos deben salir primero.

En la parte superior del refrigerador: en esta primera parte, al ser la menos fría, se pueden almacenar alimentos cocinados y que estén listos para consumir. Estos alimentos deben preferiblemente estar en envases transparentes con cierres herméticos. En este caso, nos referimos por ejemplo al almuerzo que se trajo de casa para consumir al medio día.

En la zona media del refrigerador:  se pueden almacenar productos derivados de los lácteos es decir, quesos, yogures o leches, asegurándose de que los envases siempre se encuentren bien tapados. Esto debido a que los productos lácteos pueden tomar los olores de los alimentos que tengamos en el refrigerador.

En la parte inferior del refrigerador: se pueden almacenar alimentos crudos como las carnes, el pollo y los pescados. Esto siempre y cuando se vayan a cocinar rápidamente. Para ello es importante mantenerlos en recipientes con tapas y separados, es decir no mezclar todas las carnes en un solo recipiente. También allí se pueden disponer los productos que estén en proceso de descongelación.  

Gavetas de frutas y verduras: este, como su nombre lo indica, es el lugar en donde se almacenan las frutas en un cajón y las verduras en otro, pues cada uno tiene procesos de maduración diferentes que pueden afectar al otro. Aquí es importante recordar que tanto frutas como verduras se deben almacenar limpias y secas. Y en la puerta, que es un espacio al que no le llega tanto frio, se pueden organizar líquidos como la leche que está en uso, agua y otras bebidas.

¡Hola! ¿En que podemos ayudarte?