> Sugerencias para acompañar a un

niño que ha sido víctima de violencia

Los niños pueden ser víctimas de distintos tipos de violencia, ocasionados por agresores a veces conocidos y cercanos, o en otras ocasiones, desconocidos. Sin embargo, la afectación que el niño sufre por esta situación puede desencadenar distintas consecuencias y estas no necesariamente son iguales; sino que varían según el tipo de violencia, el contexto del niño e incluso su relación con el agresor. Aquí te compartimos algunas sugerencias para acompañar a un niño que ha sido víctima de violencia:

Si sospechas que un niño sufre de violencia, intenta dialogar con él, pero es fundamental que no fuerces la conversación, esto lo podría asustar y perdería la confianza en ti. Permite que el niño exprese lo que necesita decir con sus palabras y procura no interrumpirlo. También es muy importante que te mantengas tranquilo, sin importar lo que te cuente, esto lo ayudará a sentirse más confiado.

Cree en su palabra. Si un niño te busca para contarte que sufre de violencia es porque confía en ti y de la misma forma deberás confiar en lo que te cuenta.

Elogia su valentía por contar su situación y exprésale de forma sencilla y clara que nada de lo que sucede es su culpa. Recuerda que esa situación puede provocar gran cantidad de emociones en el niño, entre ellas la culpa, en ocasiones infundada por el agresor.

Explícale lo importante que es denunciar la violencia que está viviendo, pues es de esa forma como podrán ayudarlo a que no siga sucediendo. Aquí es necesario que no le prometas que no le contarás a nadie, pues deberás hacerlo y entonces su confianza en ti se verá afectada.

Dialoga con el personal adecuado según sea el caso: profesionales psicosociales, coordinadores o autoridades locales. Así, ellos podrán seguir el procedimiento adecuado para ayudar al niño. Mientras esto sucede protege al niño del agresor.

¡Hola! ¿En que podemos ayudarte?