> Señales de alarma de que un niño

sufre de síndrome de Münchausen por poderes

El síndrome de Münchausen por poderes es una rara forma de maltrato infantil, difícil de diagnosticar. Se presenta cuando el cuidador del niño inventa o provoca síntomas que terminan en constantes visitas al hospital. Sin embargo, existen algunas señales que pueden indicar que algo no está bien; y aunque muchas se pueden detectar directamente por el personal médico (por ser el lugar que más frecuenta el niño), desde tu rol como educador también puedes notar algunos aspectos alarmantes, que deberás comunicar al personal psicosocial o coordinador oportunamente. Algunas de estas señales de alarma son:

Los síntomas se presentan principalmente cuando el cuidador está con el niño; además, según los profesionales médicos, son de difícil encasillamiento en una condición específica, pues pueden variar y no estar relacionados unos con otros.

Las actividades diarias del niño son limitadas, mucho más allá de lo que se esperaría por su condición médica. Por ejemplo, se le impide salir a jugar al parque, su alimentación es muy restringida, etc.

El cuidador no se muestra tan preocupado por la salud de su hijo, aún cuando los médicos si lo están; a pesar de esto, siempre se muestra muy atento a lo que los profesionales le indican.

El cuidador busca tejer vínculos cercanos con médicos y enfermeras que atienden a su hijo. En ocasiones, usa estas relaciones, para animar a los profesionales a realizar procedimientos dolorosos e invasivos a su hijo.

El niño no responde a los medicamentos o tratamientos; o, por el contrario, se observa mejoría cuando está en el centro médico, pero rápidamente su condición decae cuando está en casa, en ocasiones, con síntomas nuevos.

¡Hola! ¿En que podemos ayudarte?