> ¿Por qué debemos beber agua

constantemente?

Cuando hablamos de alimentación saludable y adecuada, no sólo hacemos referencia a los alimentos que aportan nutrientes importantes para mantener una buena salud, sino también a la importancia de beber agua constantemente. Cabe resaltar que debemos asegurarnos que el agua sea potable, apta para el consumo humano. Existen muchos beneficios frente al tema de la hidratación y existen también algunas maneras de lograr que los niños conviertan en hábito, tomar agua.

En este documento te compartimos algunos datos importantes.

¿Sabías que más de la mitad del peso del cuerpo de una persona está formado por agua y que una persona no podría sobrevivir sin beber agua en unos pocos días? Esto es debido a la importancia que tiene el agua en las funciones del cuerpo como la circulación de la sangre, el mantenimiento de la temperatura normal del cuerpo, la digestión de los alimentos, la eliminación de los productos de desecho, entre muchos otros.

¿Cuánto y cuándo? Aunque se habla mucho de la cantidad de agua que debemos tomar en el día, en el caso de los niños no existe una fórmula mágica sobre cuánta agua se debe beber, pues la cantidad depende de varios factores como la edad del niño, su estatura y peso, su estado de salud, el nivel de actividad que haga e  incluso el clima de la ciudad donde habita. Es decir, que puede ser que un niño que esté montando patines necesite más líquido que aquel que estaba leyendo un cuento. Por ello, es importante ofrecer agua a los niños las veces que lo requieran y especialmente después de estar en el parque, cuando hace bastante calor o cuando se encuentren congestionados por gripas y fiebres.

¿Sabías que,  el cuerpo no obtiene agua solo al beberla? Esto quiere decir que cualquier líquido que bebamos contiene agua y permitirá al niño hidratarse. Sin embargo, es importante acompañar a los niños a calmar su sed con agua y no con gaseosa, por ejemplo,  pues esta última además de agua contiene otros componentes que seguro ya sabes que no son favorables para la salud. Entonces puedes además de agua ofrecer líquidos como la leche u otros alimentos que contienen agua como mandarinas, naranjas, melón o ciruelas.

¿Cómo? Existen diferentes estrategias que puedes usar para que los niños prefieran beber agua. Lo primero es acostumbrarlos a tomar agua en pequeñas cantidades, después de los 6 meses de edad. Cuándo él tenga mucha sed te pedirá líquido y si le das por ejemplo gaseosa o frescos artificiales, ya será difícil convencerlo de tomar agua. Con los niños más grandes, se puede dialogar sobre la importancia del agua para el ser vivo en general, de hecho se pueden realizar mini proyectos sobre este aspecto y a partir de exploraciones, indagaciones y uno que otro experimento, que lo lleven a  comprender lo importante que es el agua para su vida. Para ello,  puedes tener botellitas de agua de los niños, debidamente marcadas, incluyendo la tuya y cada 2 horas proponerles tomar un poco de agua. 

¿Sabías que no beber suficiente agua puede acarrear algunas consecuencias? Si no tomamos y acostumbramos a los niños a beber la suficiente agua o mejor el líquido que requiere el cuerpo, se pueden producir algunos problemas que afectan la salud, como alteraciones de la función renal, ya que se genera menor llegada de líquido al riñón, o estreñimiento. Cuando un niño está enfermo por ejemplo de diarrea, vómito o fiebre y no se suministra líquido suficiente se puede llegar a casos de deshidratación. Por todo lo anterior, beber agua se convierte en uno de los hábitos más saludables que pueden existir.

¡Hola! ¿En que podemos ayudarte?