> Otros mitos y verdades sobre la

lactancia materna

Existen muchísimos mitos frente a la lactancia materna y seguro que cambian según las tradiciones, creencias, costumbres y dinámicas de las familias. En este documento hablamos de 5 mitos más adicionales a los que compartimos en el video.

“Si mi mamá no pudo lactar yo tampoco voy a poder hacerlo” 

Esta afirmación es falsa, ya que no existe un factor hereditario frente a la lactancia materna. Lo que permite que podamos ser exitosos en este proceso son las acciones adecuadas de las que hemos hablado durante este curso.

“Tengo los pezones planos o invertidos y no voy a  poder lactar”

También es falso que no podamos lactar si tenemos esta característica en nuestros pechos, seguramente si se necesitará de más tiempo para que el bebé pueda engancharse, por así decirlo,pero recordemos que el correcto agarre es el que se hace desde la areola. De modo que poco a poco el pezón plano irá saliendo para permitir un mejor agarre, es decir, que sí se puede lactar con esta característica.

“La leche se puede cortar si me disgusto, me asusto o tengo problemas”

Otra falsa afirmación, la leche materna no se corta. Lo que sí puede pasar es que si la madre está viviendo una situación de estrés o angustia, se puede dejar de producir leche de manera momentánea. Pero basta con seguir dando pecho al bebé con frecuencia para que la leche pueda volver a producirse.

Si tengo una mastitis debo suspender la lactancia”

Falso, la leche que está en el pecho no sufre ningún efecto cuando la madre presenta mastitis, pues la inflamación e infección se da en la glándula mamaria y no en la leche en sí. De modo que la infección no se transmite al bebé, de hecho se recomienda continuar con la lactancia con el fin de mejorar la mastitis. De todas maneras, en caso de mastitis es necesario asistir a un servicio de salud.

.

“Durante la lactancia no debo realizar deporte”

Una afirmación más que es falsa, pues el deporte es beneficioso en las madres, y bueno, en todo ser humano. De hecho se recomienda practicarlo de manera adecuada y constante. Lo que sí se puede recomendar en este punto es que la madre que esté lactando tenga cuidado al practicar deportes que conlleven riesgo de golpes o traumatismos en los senos.

¡Hola! ¿En que podemos ayudarte?