>Ideas adicionales sobre la

perspectiva interseccional

Los seres humanos en ocasiones suelen ser identificados con una característica particular; por ejemplo: se es hombre o se es mujer, se afrodescendiente o no lo es, se es de una religión o de otra, se es rico o pobre, etc. Esta caracterización limita la visión que se tiene sobre ese individuo, pues esa característica que se suele resaltar, no es lo único que lo define y aquí es donde entra en juego la perspectiva interseccional. Para tener en cuenta esta perspectiva, en todos los entornos y con todos los individuos, se sugiere tener en cuenta:

Los seres humanos son cambiantes y multidimensionales; esto quiere decir, que, aunque en este momento a un niño o a un adulto lo caracterice algo en particular, como que hace parte de la primera infancia o está en la vejez, está característica suele cambiar con el tiempo y/o entretejerse con otras.

Al generar políticas o normativas, se suele pensar en estas características desde la individualidad; lo que deja de lado a muchos grupos poblacionales. Entonces puede haber políticas que favorecen a la mujer, pero no hay claridad con que sucede cuando esta mujer es afrodescendiente, es madre soltera, sus condiciones económicas son regulares y sufrió de violencia intrafamiliar. Por ello, al crear políticas, es necesario pensarlas desde una perspectiva interseccional.

Los individuos no se reducen a una identidad fija y única; sino que esta puede modificarse de acuerdo con diversos factores del contexto. Por ejemplo, un hombre que en este momento vende fruta en la calle, puede ser en unos años un gran empresario con varias propiedades.

Los niños también deben visibilizarse como seres multidimensionales; pues de acuerdo a sus contextos familiares, sociales, económicos, políticos e incluso al tipo de educación que reciben; se van transformando constantemente.

Al acompañar a los niños en sus entornos educativos, es importante mostrarles estas diferencias como algo que hace parte del diario vivir, y que sólo da cuenta de la riqueza que puede encontrarse en los demás. Entonces un niño no sólo es el que llora al despedirse de su mamá, también es el mejor amigo de Marcelo, es el que más conoce de tormentas y al que le fascinan los dinosaurios.

¡Hola! ¿En que podemos ayudarte?