> Diferencias y similitudes entre

desnutrición y malnutrición

Muchas veces estos dos términos suelen confundirse, utilizándolos como si fueran sinónimos y eso es incorrecto, pues como lo hablamos en el video, son dos cosas muy diferentes y que pueden acarrear consecuencias distintas. En este documento te contamos algunas diferencias.

Diferencia: Un niño sufre de desnutrición cuando tiene un déficit alimentario, es decir cuando un niño no come todo lo que debería comer ni en términos de cantidad ni en términos de calidad. En cambio, un niño malnutrido es el que consume alimentos, incluso en exceso, pero estos pueden no ser sanos o nutritivos.

Similitud: Tanto en la desnutrición como en la malnutrición, los niños pueden sufrir alteraciones tanto en el desarrollo como en el crecimiento. Es decir que un niño desnutrido puede presentar bajo peso, baja talla y dificultades en algunos procesos de su desarrollo y un niño malnutrido puede presentar mayor peso y dificultades en algunos procesos de su desarrollo.  En ambos casos se evidencian alteraciones a los procesos normales.

Diferencia: la desnutrición evidencia síntomas muy evidentes como palidez, caída del pelo, ojeras, mientras que la malnutrición además del peso, no evidencia síntomas perceptibles, debido al alto consumo de calorías. De hecho socialmente, en los niños pequeños se asocia la obesidad con belleza y salud: como lo mencionamos en el video: “Mariana está toda bonita, grande y gordita”.

Similitud: Más que una similitud lo que queremos decir en este punto es que toda desnutrición es malnutrición, pero no al revés. O sea que la malnutrición puede desencadenar en una desnutrición, pero nunca la desnutrición desencadenará en malnutrición. Sin embargo en ambos casos, es necesario acudir a especialistas para ser tratadas pues en las 2 situaciones se pueden presentar enfermedades. Por un lado la desnutrición misma y por el otro la obesidad y el sobrepeso. 

Diferencia: En muchas ocasiones, la desnutrición está ligada a situaciones precarias y condiciones económicas muy pobres, mientras que la malnutrición no. A veces no corresponde a falta de dinero para adquirir alimentos sino a falta de conocimiento en cuanto a saber qué alimentos dar a los niños o debido a darles aquello que sea más fácil y rápido de preparar; esto, en ocasiones por las dinámicas del día a día.

¡Hola! ¿En que podemos ayudarte?