> ¿Cómo saber si el bebé tiene

hambre?

Muchas veces, cuando se es madre primeriza o a veces las abuelas, piensan que cada vez que el bebé llora es porque tiene hambre,  es posible que no sea así. El bebé puede llorar porque siente su pañal sucio, porque siente cólico, porque siente frío o calor e incluso, porque desea que lo alcen. Pensemos que puede pasar si calmamos su frío con comida o su deseo de abrazos con comida. Será que cuando el bebé ya sea un niño más grande sienta la necesidad de comer cuando tiene frío o que más adulto cuando se sienta triste por alguna pena, se le abra el apetito. Para evitar estas circunstancias, es importante detectar cuando el bebé de verdad puede estar hambriento. A continuación algunas señales:

Succiona la lengua o los labios, mientras duerme: fíjate si cuando el bebé está dormido y lleve ya más de 2 horas sin comer, mueve sus labios como si estuviera succionando. Si es así, es necesario despertarlo para darle de comer. Recordemos que no pueden pasar más de 4 horas sin que se alimente.

Se chupa los dedos: fíjate también si el bebé mientras está despierto se chupa los dedos,   si es así, es posible que tenga hambre, aun cuando haya comido hace menos de 2 horas. Recordemos que no existen tiempos determinados y que es posible que algunos bebés hagan más tomas de leche pero de menor tiempo cada una.

Se lleva las manos a la boca: es posible que el bebé aún no logre chuparse los dedos pero sí alcance a llevarse toda la mano a la boca. Si es así, el bebé está buscando ser alimentado.

Se pone inquieto o rezonga: y aquí hablamos de que  el bebé puede empezar a llorar. En este caso, si sabemos que ya es tiempo de comer, podemos deducir que es por eso. De lo contrario podemos verificar otras causas de su llanto como alzarlo, verificar el pañal, verificar temperatura. Y si todo está bien, entonces si es porque tiene hambre y debemos alimentarlo. 

Voltea la cabeza de un lado a otro: esta es una señal muy clara de que el bebé tiene hambre. Instintivamente el bebé si está alzado empieza con su cara a buscar el pecho de la madre. Si está en la cama moverá la cabeza de un lado a otro para encontrarla. Allí con seguridad afirmamos que el bebé tiene hambre. 

¡Hola! ¿En que podemos ayudarte?