> ¿Cómo limpiar la nariz de los

bebés?

Cuando se evidencia que un bebé tiene congestión nasal que le está impidiendo respirar tranquilamente, es necesario limpiar su nariz. Sin embargo, teniendo en cuenta que aun no se sabe sonar, se deben realizar otras acciones que ayuden a descongestionarlo. 

Te contamos cómo:

Después del baño. Cuando bañamos al bebé, que por lo general se hace con agua tibia, los vapores ayudan a que las secreciones nasales se ablanden y puedan salir con mayor facilidad. Por eso se sugiere que el momento para limpiar la nariz sea después del baño.

Uso del suero. El suero fisiológico, es el ideal para realizar todo tipo de limpiezas del cuerpo. Inclusive cuando un niño se cae, se aconseja lavar la herida con este tipo de suero, debido a que las características de este líquido se asemejan a los fluidos del organismo humano. Por ello, la limpieza de la nariz de los bebés se puede hacer también con suero.

Calentarlo. Cuando se vaya a hacer la limpieza de la nariz de un bebé, es importante que el suero esté tibio, para que su temperatura se asemeje a la que tenemos en nuestro cuerpo. ¡Pero esto no quiere decir calentarlo en la estufa o en el microondas! Lo que debes hacer es tomarlo en tus manos o meter el cojín del suero en tu barriga o en el pecho.

Acostar al bebé de lado: El siguiente punto puede variar. Algunos sueros ya vienen en aerosoles para hacer este tipo de limpieza. En otras ocasiones se hace uso de una jeringa para sacar el suero y luego,  retirar la aguja y con la jeringa aplicar el suero. En ambos casos es importante acostar al bebé de lado y aplicar dentro de un orificio de su nariz y con la presión adecuada, el suero, con el fin de que las secreciones salgan por el otro orificio.

Repetir el proceso: luego de aplicar el suero por un orificio, es importante cambiar al bebé de lado y aplicar el suero por el otro orificio. Así nos aseguramos que se limpie completamente la nariz. Existen otros métodos como un aspirador de goma o el suero en gotas. Es importante en cualquiera de los casos, seguir las recomendaciones de los médicos y enfermeras, quienes serán quienes determinarán la mejor forma y la manera correcta de limpiar la nariz de los bebés.

¡Hola! ¿En que podemos ayudarte?